Biotierra

Gastos de envío
Teléfono +34 950 581 794
Correo

NOTICIAS

Serrapetasa, una novedosa enzima.

Bien es sabido que las enzimas son la “chispa de la vida”, pues sin ellas, la vida y, por lo tanto la salud, no existiría del modo que la conocemos. Las enzimas son proteínas catalizadoras para la vida, son denominadas proteínas activas, ya que hacen que los procesos químicos ocurran; son esenciales para todos y cada uno de los procesos implicados en el crecimiento y reparación de cada una de las células de nuestro cuerpo.

Millares de enzimas ejercen sus funciones cada segundo para constituir y regenerar nuestro cuerpo: digieren alimentos, fraccionan toxinas, limpian la sangre, apoyan el sistema inmune, transforman las proteínas en músculo, contraen los músculos, eliminan el dióxido de carbono de los pulmones, apoyan el páncreas y a otros órganos vitales,…
Serrapetasa, una novedosa enzima.

Durante los últimos años se han realizado muchos estudios científicos sobre las enzimas, en 1930 sólo se conocían 80 enzimas, en el año 2000, se habías descubierto e investigado, hasta 3000.

La serrapeptasa,  una enzima perteneciente al grupo de las enzimas proteasas, es relativamente reciente, pues sólo cuenta con 30 años de estudios y de uso por parte de médicos europeos y asiáticos. Se ha extendido en estos lugares como una alternativa viable a la aspirina (saliciatos), ibuprofeno y los AINEs más potentes, pues esta enzima proleolítica presenta un amplio espectro clínico, sin efecto inhibitorio sobre las prostaglandinas y por lo tanto, sin efectos secundarios, al contrario que los mencionados fármacos.

La serrapeptasa es capaz de interrumpir la inflamación y disolver los tejidos necróticos, demostrando sus beneficios en un amplio rango de alteraciones, como artritis, migrañas y cefaleas inflamatorias, alteraciones de las vías respiratorias como bronquitis, asma, bronquiectasias, sinusitis y obstrucciones arteriales, enfermedad fibroquística mamaría y cáncer.

Por lo tanto, la serrapeptasa puede cubrir cualquier alteración de la salud en la que haya inflamación y tejido necrótico, pues digiere el tejido necrótico, coágulos sanguíneos, quistes, placas arteriales y tejido inflamado en todas sus formas.

Como antiinflamatorio interrumpe de manera segura la inflamación, no importa la causa o localización, incluso atravesando la barrera hematoencefálica. Además de reducir la inflamación, uno de los mayores beneficios de la serrapeptasa es la reducción el dolor, debido a su capacidad de bloquear la liberación de aminas inductoras del dolor en los tejidos inflamados.

Ha demostrado beneficios en el tratamiento de enfermedades inflamatorias de nariz, oídos y garganta, con especial interés en sinusitis crónica, reduciendo la viscosidad de la mucosidad y mejorando la eliminación de las secreciones broncopulmonares. También, se ha utilizado con éxito en el tratamiento de las mamas fibroquísticas, mejorando los estados de dolor de pecho, infalmación y firmeza.